lunes, 12 de septiembre de 2016

Glifosato causará autismo en el 50% de los niños en 2025 – Afirman científicos del MIT



La industria de los plaguicidas está tratando desesperadamente de ocultar estudios condenatorios.

Confirmando una tendencia creciente en el aumento de las tasas de autismo, un científico del MIT, advirtió que todos los niños, un inquietante 50% serán autista en 2025. ¿Quién tiene la culpa? Round-Up, el best-seller de Monsanto que contiene glifosato, encabeza la lista. 
 El uso excesivo de glifosato en nuestros alimentos está causando enfermedades como el Alzheimer, el autismo, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las deficiencias de nutrición, entre otras. Stephanie Seneff una bióloga, ha publicado más de 170 artículos académicos revisados por pares y estudiado esta enfermedad durante más de tres décadas, señala a los transgénicos como un importante contribuyente a las enfermedades neurológicas en los niños. 



En una conferencia reciente, el Dr. Seneff dijo:

Al ritmo actual, en 2025, uno de cada dos niños serán autistas“.

Actualmente, uno de cada 68 niños en los Estados Unidos nacen con autismo. Actualmente es la deficiencia del desarrollo de más rápido crecimiento, con un aumento de las tasas en casi un 120% desde el año 2000. En diez años, el costo para el tratamiento de las personas afectadas por el autismo tendrá un costo de 400 mil millones de dólares por año en los EE.UU., además de costos emocionales incalculables, que las familias pagarán todos los días para vivir y apoyar a un niño con autismo. 

La Dra. Seneff señaló que los síntomas de la toxicidad del glifosato se parece mucho a las del autismo. También presentó los datos en la conferencia que muestra una correlación extrañamente coherente entre el uso de Roundup en las plantaciones (y la creación de semillas transgénicas Roundup Ready), con el aumento en las tasas de autismo.  

La correlación entre los dos biomarcadores incluyen tales como la deficiencia de zinc y hierro, sulfato sérico bajo, convulsiones y las enfermedades mitocondriales.

Un amigo que estaba presente informó después de la presentación del Dr. Seneff que:  

Todos las 70 o más personas presentes temblaban, probablemente porque ahora tenían serias dudas sobre servir a sus hijos, o a ellos mismos, cualquier cosa con maíz o soja, que se modifican casi todos genéticamente y por lo tanto están contaminados con Roundup y Su glifosato.”

La Dra. Seneff señaló que gran parte de la comida en los estantes de comestibles contienen maíz y soja genéticamente modificado, todos con pequeñas cantidades de glifosato. Esto incluye los refrescos endulzados con alto contenido de fructosa (genéticamente modificados) y el jarabe de maíz, patatas fritas, cereales, dulces, e incluso barras de proteína de soja. Gran parte de nuestra carne y aves de corral también se alimenta con una dieta de soja y de maíz transgénico, que también contienen trazas de glifosato.

 ¿Crees que tus alimentos son seguros?

Piensalo otra vez. El trigo es a menudo rociado con productos químicos Roundup en la cosecha, lo que significa que, salvo el pan de trigo o productos están certificados no OGM y orgánicos, que probablemente contienen rasgos de glifosato.

 Cuando se suma todo, estamos comiendo glifosato en casi todos los alimentos que comemos, y está causando enfermedades graves. La Dra. Seneff dice que a pesar de los rasgos de glifosato en cada alimento puede que la cantidad no sea grande, es su efecto acumulativo lo que preocupa. Su preocupación parece bien fundada, teniendo en cuenta que se ha encontrado glifosato en la sangre y en la orina de las mujeres embarazadas, y ha aparecido incluso en las células fetales. 

martes, 6 de septiembre de 2016

Incendios capitalistas

Cuando se plantean las diferencias entre los tipos de agricultura que se practican, para definir la agricultura que actualmente llena nuestros supermercados de comida artificial, con pesticidas y muchos kilómetros de petróleo en su mochila, me gusta sustituir el oxímoron de agricultura industrial por otro adjetivo, desde mi punto de vista, más certero: agricultura capitalista.


En el caso de los incendios creo que este término vuelve a ser el más apropiado porque si bien hoy es difícil desgajar entre incendios naturales o incendios provocados, cuando muchos elementos se superponen, prácticamente todos se podrían incluir en este nuevo género de incendios capitalistas.

De hecho, no se extrañen si en las próximas semanas -lamentablemente- los fuegos que explicarán los medios de comunicación superarán en mucho los que estos días están describiendo en Castellón, Galicia o más lejos, California. Como en los últimos años, las pantallas mostrarán vía satélite en las selvas de Borneo y Sumatra, miles de chimeneas excretando toneladas de humo que como un gran paraguas cubrirán el cielo de toda Indonesia y partes de otros países colindantes. Y estos incendios, los más grandes y más graves del Planeta, son cien por cien fuegos capitalistas pues detrás de ellos encontramos a las grandes industrias de la alimentación preparadas con retoños de palma africana para hacer de esas zonas inmensas plantaciones que permitirán con la extracción de su aceite elaborar todo tipo de comida preparada: bollería, masas de pizza, supuesto queso rallado, margarinas, pastas de cacao, etc. Un negocio descomunal que, decía, junto a los incendios por intereses madereros, especulativos de la construcción, para el embolso de ayudas agrícolas o incluso por el negocio de la extinción de los mismos incendios, lideraría este colectivo de quemas provocadas por íntimas ansias del capital.       
Pero también, y eso es preocupante, los incendios sin cerilla crecen en la medida que se expande este capitalismo que salta todas las vallas que tantas personas no tienen permiso para traspasar. Como explica Ramón P. Yelo en el número 24 de la revista Soberanía Alimentaria en un artículo que analiza los fuegos del invierno pasado en Cantabria, “la configuración actual del paisaje hunde sus raíces en la actividad agroganadera tradicional” y esta panorámica en apenas 50 años ha cambiado de forma drástica en la medida que la agricultura que era cultura y sustento se ha transformado en un negocio sin más.
Las pequeñas parcelas o terrazas de policultivos en el norte peninsular, combinadas con prados y bosques de pino o carballo; los campos de cebada o trigo que son mareas en tierras de secano; o los muros de piedra seca delimitadores de puzzles agrícolas mediterráneos son, efectivamente, las mayores obras de arte colectiva de la humanidad, como escuché y no recuerdo a quien. Pero donde habitaban viejos bosques ahora tenemos monocultivos de eucaliptos de mecha fácil; donde pastaba el ganado que limpia y ramonea el bosque ahora tenemos botellas de refrescos, cartones y otros despojos de barbacoas; donde se cultivaban huertos ahora se levantan rotondas y polígonos; pero, sobretodo, donde teníamos personas campesinas trabajando diariamente, en vidas enraizadas en una comunidad, en pequeños pueblos con las ventanas abiertas y atentas a cualquier humareda, ahora tenemos vacíos.
Vacíos que se pueden contabilizar pues el supuesto avance de la modernización de la agricultura ha hecho que ésta perdiera su peso económico, social y cultural en nuestros territorios, siendo actualmente su contribución al Producto Interior Bruto de un exiguo 2,5 % y la población activa agraria, que hace treinta años suponía el 20 % del total, no llega al 4% sin dejar de descender.
Vacíos que son el oxígeno que alimenta un mal fuego y que si somos capaces de llenarlo volviendo a los pueblos, recuperando una agricultura campesina, cuidadosa y local que sea la base de nuestra alimentación, tendremos en marcha la mejor política de prevención de incendios posible. Leyes de la química.
- Gustavo Duch Guillot es autor de Alimentos bajo sospecha y coordinador de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas.
Ecoportal.net

viernes, 19 de agosto de 2016

El planeta pierde 33 mil hectáreas de tierra fértil por día

"La sequía ya no es más un evento aislado y ni siquiera una ‘crisis’. Va a ser más frecuente, grave y de mayor duración. Es un riesgo constante”: Daniel Tsegai.

 El desierto avanza gracias a la sequía. Crédito: PNUMA

ROMA, 18 ago 2016 (IPS) - El mundo pierde 12 millones de hectáreas de tierra fértil por año, lo que equivale a 33.000 hectáreas diarias, de 30 a 35 veces más que la proporción histórica.

Estudios científicos calculan que la superficie terrestre en condiciones de sequía pasó de 10 a 15 por ciento a principios de 1970 a más de 30 por ciento a principios de 2000, y que esas cifras seguirán aumentando.
 
Aunque las sequías ocurren en todas partes, África parece ser el continente más perjudicado. De acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (UNCCD, en inglés), dos tercios de las tierras africanas son desierto o tierras áridas.

El reto es enorme para el segundo continente en tamaño del planeta, con 1.200 millones de habitantes distribuidos en 54 países y que fue la región más afectada en 2015-2016 por el fenómeno climatológico conocido como El Niño.

“A nivel mundial, las sequías son cada vez más graves, con mayor frecuencia, más duración y extensión espacial. Su impacto es cada vez mayor, e incluye al desplazamiento humano masivo y la migración. La sequía actual es evidencia”, expresó Daniel Tsegai, funcionario de la UNCCD, en la Conferencia sobre la Sequía en África que se desarrolla en Windhoek hasta el viernes 19, organizada por el organismo y el gobierno de Namibia.

La conferencia hace hincapié en la llamada “resiliencia ante la sequía”. “La resiliencia ante la sequía se define simplemente como la capacidad de un país para sobrevivir sequías consecutivas y ser capaz de recuperar las condiciones previas”, explicó Tsegai, en diálogo con IPS.

“Para empezar, hay cuatro aspectos en la sequía, el meteorológico (clima), el hidrológico (aguas superficiales), el agrícola (cultivo) y el socioeconómico (las consecuencias para los seres humanos)”, indicó.
 
Los cinco grandes “ausentes”
Para Tsegai, los principales obstáculos para lograr la resiliencia ante la sequía en África son:
  1. a) La falta de una adecuada base de datos que incluya al clima, los recursos hídricos – superficiales y subterráneos -, la humedad del suelo, así como las incidencias de sequías pasadas y sus impactos.
  2. b) La mala coordinación entre los diversos sectores y actores relevantes en un país y entre países de una región.
  3. c) El bajo nivel de capacidad para aplicar medidas de reducción del riesgo de sequía, especialmente a nivel local.
  4. d) La falta de voluntad política para implementar políticas nacionales de sequía.
  5. e) El elemento económico de la preparación para la sequía no está bien investigado.
En cuanto a los objetivos de la UNCCD, Tsegai explicó que esta procura mejorar la productividad de la tierra, restaurar o preservarla para establecer un uso más eficiente del agua y mejorar las condiciones de vida de las poblaciones afectadas por la sequía y la desertificación.

El funcionario señaló algunas de las estrategias que se pueden adoptar para aumentar la resiliencia ante la sequía. En primer lugar, un cambio de paradigma en la manera de lidiar con el problema. Debemos cambiar la forma de pensar sobre la sequía, añadió.

“La sequía ya no es más un evento aislado y ni siquiera una ‘crisis’. Va a ser más frecuente, grave y de mayor duración. Es un riesgo constante”, aseguró Tsegai.
 
“Por lo tanto, tenemos que dejar de ser reactivos y ser proactivos, pasar del enfoque de la gestión de crisis a la gestión de riesgos, del enfoque fragmentado a uno más coordinado / integrado. Tratar a la sequía como una crisis implica tratar con los síntomas… y no las causas”, advirtió.

“En resumen, el camino a seguir es el desarrollo de una (política de) sequía nacional basada en los principios de la reducción del riesgo”, recomendó.

En segundo lugar es necesario fortalecer los sistemas de control y de alerta temprana de las sequías. También es importante evaluar la vulnerabilidad del país ante el fenómeno y realizar perfiles de riesgo: quiénes se verán afectados, en qué zonas y cuáles serán los impactos.

La ejecución de medidas de reducción del riesgo incluye el desarrollo de sistemas de riego sostenible para los cultivos y el ganado, el seguimiento y la medición del abastecimiento de agua y sus usos, el reciclaje y la reutilización de las aguas, y la posibilidad de cultivos más tolerantes a la sequía y la ampliación de seguros de cosechas.
 
Las cinco grandes opciones
Tsegai espera cinco resultados de la conferencia de Windhoek:
  1. Un documento de estrategia común a nivel de África para fortalecer la preparación ante la sequía del continente, que pueda aplicarse y compartirse entre los países.
  2. Que conduzca al desarrollo de políticas nacionales integradas destinadas a la construcción de sociedades más resilientes a la sequía, basadas ​​en el uso sostenible y la gestión de los recursos naturales – tierra, bosques, biodiversidad, agua, energía, etc.
  3. Se espera que los países acuerden un protocolo que sea vinculante y que se presentará en la Conferencia Ministerial Africana sobre el Ambiente en 2017, para su aprobación en la cumbre de la Unión Africana (UA).
  4. Los resultados de la conferencia se presentarán ante los gobernantes de la UA para obtener su respaldo.
  5. Se espera, además, que la conferencia fortalezca las alianzas y la cooperación Sur-Sur, para apoyar el desarrollo de políticas nacionales y la mejora de las ya existentes sobre gestión de la sequía.
Traducido por Álvaro Queiruga

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
 Fuente:Ipsnoticias.net 

lunes, 8 de agosto de 2016

Los árboles se comunican entre ellos

Cómo funciona esta red de comunicación

 De acuerdo con la ecólogo forestal Suzanne Simard, las plantas interactúan y se comunican a través de una red subterránea de hongos que une a las plantas con el ecosistema circundante. A través de esta simbiosis, las plantas pueden contribuir al desarrollo y crecimiento mutuo y ayudar a los diferentes ejemplares del bosque.


 El descubrimiento se produjo a partir de la observación de las pequeñas bandas de color blanco y amarillo de hongos identificados en el suelo de los bosques. En una entrevista con Ecology.com, Suzanne explicó lo que los científicos fueron capaces de averiguar a través del análisis microscópico. Según ella, los hongos están conectados a las raíces del árbol. A partir de esta conexión, los árboles pueden intercambiar carbono, agua y nutrientes, según sea necesario. 

Los árboles más antiguos, ya desarrolladas y grandes, son considerados como “plantas madre”. Ellos se encargan de la gestión de los recursos de una comunidad de plantas a través de los hilos de hongos. Esta conexión es tan fuerte que, según la investigación del equipo de Simard cuando se corta un árbol de este tamaño, la tasa de supervivencia de los miembros más jóvenes del bosque o selva se reduce drásticamente. La conexión existente entre las plantas es comparable con la sinapsis de las neuronas humanas. Este descubrimiento puede cambiar la manera de ver y abordar las cuestiones forestales.

En el vídeo, Suzanne Simard explica los detalles de este descubrimiento:


Fuente: Ecoportal.net

jueves, 4 de agosto de 2016

Aurora Boreal

Una aurora, a veces referido como una luz polar, es una pantalla de luz natural en el cielo, que predomina en la alta latitud (Ártico y Antártico) regiones. Las auroras se producen cuando la magnetosfera está suficientemente perturbado por el viento solar que las trayectorias de las partículas cargadas en tanto viento solar y el plasma de la magnetosfera, principalmente en forma de electrones y protones, que precipitan en la atmósfera superior (termosfera / exosfera), donde su energía se pierde. La ionización resultante y excitación de los componentes atmosféricos emite luz de color variable y complejidad. La forma de la aurora, que se producen dentro de las bandas alrededor de las dos regiones polares, también depende de la cantidad de aceleración impartida a las partículas que precipitan. protones precipitantes generalmente producen emisiones ópticas como átomos de hidrógeno incidente después de ganar electrones de la atmósfera. auroras de protones se observan generalmente en latitudes más bajas.

Explicación de: https://en.wikipedia.org/wiki/Aurora
Fuente: earthspacecircle.blogspot.com.es

miércoles, 3 de agosto de 2016

Basura por hortalizas: innovador proyecto de reciclado en Brasil

Una periodista decidió reorientar su vocación y ahora se dedica a aprovechar la basura orgánica que se produce en la ciudad de San Pablo.


El Instituto Guandú fue creado en 2014 por Fernanda Danelon, de 43 años. Esta organización trabaja reciclando desperdicios de restaurantes y brindando asesoramiento a sus dueños para que con el abono producido armen huertos para producir alimentos.
O
A 50 kilómetros de la ciudad brasileña de San Pablo se encuentran las plantas de reciclado donde la basura orgánica es transformada en fertilizante para luego regresar a las huertas. "Empezamos hace dos años con uno y ahora ya tenemos 17 restaurantes que son nuestros socios. Y hay unos 10 más en conversaciones", contó Danelon.

Si bien al principio el objetivo era simplemente crear las huertas para abastecer las cocinas de los restaurantes, al poco tiempo se dieron cuenta que el proceso completo demandaba mucho más. "Fuimos creciendo y hoy reciclamos entre 30 y 40 toneladas de basura orgánica por mes", dijo. Además explicó que no utilizan ningún tipo de "acelerador" para el proceso como pueden ser enzimas o lombrices, sino que llevan a cabo una "técnica tradicional de compostaje". La misma consiste en mezclar sistemáticamente la tierra para oxigenarla. El proceso lleva entre tres y cuatro meses.
O
La necesidad del reciclaje
o
De acuerdo a la Asociación Brasileña de Empresas de Limpieza Pública (Abrelpe) en el país se generan anualmente más de 70 millones de toneladas de residuos. Más de la mitad representan desechos orgánicos que pueden ser reciclados. En 2012 se comenzó a implementar un nuevo Plan Nacional de Residuos Sólidos que establecía que para 2014 debían desaparecer los vertederos informales y comenzar a reutilizar los desechos orgánicos. Sin embargo actualmente se recicla solo el 3% de los mismos. Es en este escenario donde el trabajo del Instituto Guandú cobra mayor relevancia.
o
"Brasil es el principal consumidor de agrotóxicos en el mundo, con una media de 5 kilogramos anuales por habitante", señaló a RT el periodista argentino residente en San Pablo Gerardo Gamarra. Partiendo de ese dato explicó que "cualquier emprendimiento que aporte al desarrollo de nuevas formas de consumo tanto en los hogares como en los circuitos gastronómicos representa nuevos desafíos que la sociedad debe tomar como propios".
o
Asimismo destacó que iniciativas como la de Danelon "representan un impulso que aporta a la sustentabilidad e innovación de utilizar los espacios reducidos que se tienen en grandes ciudades como San Pablo". Al tiempo que remarcó la importancia de "poder ponerlos en función del desarrollo de mejores alimentos y mejor uso y manejo de la abrumadora cantidad de residuos que se generan".
 o
Los restaurantes ven la oportunidad
 o
Ana Soares, de la rotisería Mesa III, explica que se sumaron a este proyecto "tan bonito" porque "hay que desarrollar una nueva mirada". Para la empresaria gastronómica hay que tomar conciencia "como sociedad" de la cantidad de basura que se produce y "veremos que es una barbaridad".
o
"Esto aquí no alcanza para abastecer todo lo que necesitamos en el restaurante, pero lo importante es que se entienda que es parte de un proceso", analizó a su vez Julien Mercier, chef de Le Bilboquet. Mercier añadió: "Aquí crece esto, pero además ya podemos decir que reciclamos una tonelada y media de basura orgánica todos los meses".
Foto: https://institutoguandu.com/
Ecoportal.net
Actualidad RT
https://actualidad.rt.com/
 

¿Tiene sed y la garganta seca? Cuidado con lo que consume

Quita la anilla y «pshhhh»… listo. El líquido burbujeante desciende por su garganta. El gas carbónico le sube a la nariz y suelta unas lágrimas. ¡Está tan buena! Sin embargo… Esto es lo que ocurre en su cuerpo a los 30 minutos de beber un refresco de cola.


 Tiene sed y la garganta seca. Su mano se aferra a la lata helada por la que resbalan unas refrescantes gotitas de agua.
 O
Quita la anilla y «pshhhh»… listo. El líquido burbujeante desciende por su garganta. El gas carbónico le sube a la nariz y suelta unas lágrimas. ¡Está tan buena! Sin embargo…
 O
Unos diez minutos más tarde Ahora que ha vaciado la lata, debe saber que ha ingerido el equivalente a ¡10 terrones de azúcar! En principio debería vomitar de repulsión, pero el ácido fosfórico que contiene esta bebida gaseosa enmascara el azúcar con un sabor ácido, que provoca una ilusión saciante
O
 Después de unos veinte minutos El índice de azúcar en sangre aumenta brutalmente y pone su organismo a prueba. El páncreas se embala y segrega insulina en masa. A pesar de todo, la insulina es vital para el organismo y ella sola es capaz de transformar en grasa el increíble exceso de azúcar en sangre, que el cuerpo tolerará mejor. En efecto, puede almacenar la grasa en forma de incómodos michelines, inofensivos si son provisionales, mientras que la glucosa resulta un veneno mortal cuando se encuentra en altas dosis en la sangre. El hígado es el único capaz de almacenar glucosa, pero su capacidad es muy limitada.
O
A los treinta minutos El cuerpo absorbe totalmente la gran cantidad de cafeína que presenta el refresco de cola. Hace que se dilaten las pupilas y que aumente la presión sanguínea.
0
En ese mismo momento se saturan las reservas de azúcar en el hígado, lo que provoca el rechazo de azúcar en la sangre.
O
A los tres cuartos de hora El cuerpo empieza a producir más dopamina. Se trata de una hormona que estimula el “centro del placer” en el cerebro. La heroína produce el mismo efecto.
O
Ésta no es la única similitud que comparten el azúcar y las drogas. El azúcar también puede provocar dependencia, hasta tal punto que un estudio ha demostrado que el azúcar es más adictivo que la cocaína. No es casualidad que el “adicto” que se dispone a beber su bebida de cola se encuentre tan nervioso como un drogadicto.
O
Una hora después Ahora tiene lugar un descenso del nivel de azúcar (hipoglucemia) y la energía, tanto física como mental, cae en picado.
0
Para evitar esta cadena de catástrofes, cuando se trata de calmar la sed, la única y verdadera solución es beber agua.
O
¡No soy una planta! Es difícil empezar a beber agua cuando uno se ha acostumbrado durante años a ingerir bebidas azucaradas o compuestas (café, té, vino, cerveza…). Uno cree que no será capaz de conformarse con el insípido sabor del agua. A menudo pueden escucharse expresiones jocosas como “¡No soy una planta!” o “¡El agua es para los peces!” mientras quien las dice se mete en el cuerpo un refresco.
O
En realidad, el mal va más allá de una simple cuestión de sabor. Las personas que se resisten a beber agua son casi siempre las que realmente no tienen sed. Y si no tienen sed es porque no hacen ejercicio físico.
O
Cuando se ha transpirado de verdad, ya sea en el trabajo o haciendo deporte, beber agua se convierte no sólo en una necesidad, sino en un verdadero placer.
O
Mi madre nos apuntó a mi hermano y a mí a un club de judo. Éramos cuarenta chavales en una sala municipal de 30 metros cuadrados iluminada con luces de neón, rodeada de tatamis y que únicamente se ventilaba a través de unos ventanucos. Después de un intenso calentamiento en el que teníamos que saltar, correr y hacer series de flexiones y abdominales, el entrenador nos hacía enfrentarnos en combates de pie y en el suelo, para terminar (¡era el mejor momento!) con una gran lucha de “caballitos” en la que nos montábamos sobre la espalda de un compañero y teníamos que tirar al resto.
O
Al final del entrenamiento, con la cara roja y sudando, corríamos hacia los vestuarios donde se encontraban los grifos, en los lavabos contiguos a los urinarios. Salía agua templada, ¡pero en ese momento nos parecía tan buena! El olor de las letrinas no impedía que todos llenásemos el estómago con aquella delicia. Los que iban con más prisa bebían directamente del grifo, mientras que el resto, más civilizados, formaban un cuenco con las manos y bebían el preciado líquido sin apenas coger aliento. No quiero pensar en la cantidad de microbios que cogíamos durante esta operación.
O
No recuerdo haber tomado una bebida mejor que el agua de nuestro club.
O
Por qué dejar de beber refrescos Piense en ello. Después de realizar un esfuerzo, puede tener ganas de beber un refresco o una cerveza bien fría, pero verá que estas bebidas no ofrecen una satisfacción tan intensa como la que proporciona el agua. El agua es un placer supremo cuando realmente se tiene sed, igual que cuando tenemos hambre, por ejemplo, durante un largo paseo por la montaña, el bocadillo de salchichón que llevamos en la mochila nos parecerá lo mejor del mundo aunque, una vez en casa y retomado el ritmo habitual, no le prestemos la menor atención.
O
Además, al beber agua reducirá el consumo del resto de sustancias nocivas que se encuentran en las bebidas con gas, empezando por:
O
El ácido fosfórico, que interfiere en el metabolismo del calcio y causa osteoporosis y un debilitamiento de los dientes y los huesos.
O
El azúcar, factor clave de la diabetes, enfermedades cardiovasculares, inflamaciones crónicas, artrosis y cáncer.
O
El aspartamo, del que existen más de 92 efectos secundarios relacionados con su consumo, como los tumores cerebrales, la epilepsia, la fragilidad emocional o la diabetes.
O
La cafeína, que provoca temblores, insomnio, dolores de cabeza, hipertensión, desmineralización y pérdida de vitaminas.
O
Y eso por no hablar de la acidez de la cola, que resulta desastrosa para los dientes. ¿Se ha dado cuenta de que los dientes están ásperos después de beber un refresco de cola? Es más ácido incluso que el zumo de limón. Tanto que podría utilizarse para limpiar las monedas de metal (pruebe a poner una moneda sucia de 50 céntimos en un vaso con un refresco de cola durante media hora). El esmalte de los dientes se vuelve poroso y se vuelve amarillento grisáceo si se bebe con frecuencia.
O
Con toda la lista anterior de desastres parece innecesario hablar de los efectos en la obesidad: el consumo de bebidas gaseosas, sobre todo en los niños, aumenta el riesgo en un 60 %. No hay ninguna buena razón para darle a sus hijos bebidas gaseosas, salvo que quiera que:
O
: aumente el riesgo de diabetes.
. aumente el riesgo de cáncer.
. crearles una dependencia al azúcar.
O
Si quiere un buen consejo, tanto para su salud como para su economía, tome nota de éste: no deje que ninguna bebida azucarada cruce la puerta de su casa.
O
Vuelva a beber agua. Empiece el día bebiendo un buen vaso, incluso antes de desayunar. Le hará un gran regalo a sus riñones, que trabajan tan duro durante todo el día para limpiar la sangre. Estarán más sanos, más limpios y se sentirá más en forma.
 
Ecoportal.net
Periodista Digital
http://blogs.periodistadigital.com/

lunes, 25 de julio de 2016

Al ritmo actual 2016 puede convertirse en el año más caliente de la historia


Al ritmo actual 2016 puede convertirse en el año más caliente de la historia - Ecoportal.net: Al ritmo actual 2016 puede convertirse en el año más caliente de la historia.

los niveles de dióxido de carbono -el mayor causante delcambio climático- también rompieron récords entre enero y junio. Las temperaturas medias en el mundo han batido otro récord en el primer semestre del año, lo que anticipa que 2016 puede convertirse en el año más caliente desde que se efectúan mediciones, dijo la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Fuente: ecoportal.net

Mariposas y flores ya no salen al mismo tiempo por el cambio climático


Mariposas y flores ya no salen al mismo tiempo por el cambio climático - Ecoportal.net: Investigadores del CREAF, el Museo de Ciencias Naturales de Granollers (MCNG) y la Universidad de las Islas Baleares han estudiado durante 17 años cómo interactúan las flores y las mariposas. Cuando son adultos, estos insectos obtienen el alimento necesario para vivir del néctar de las flores.

Fuente: ecoportal.net

martes, 12 de julio de 2016

¿Vacas alimentadas con papel?

La falta de lluvias durante ciertas frecuencias de tiempo incide en la ausencia de forraje o pastos para alimentar el ganado. Dado que los residuos de papel tienen un componente de celulosa, que también forma parte en una proporción del que tienen los pastizales, este puede reemplazarse en la nutrición del ganado.


 as 100 toneladas de residuo de papel que deja al día una empresa, podrían convertirse en alternativa de alimentación para vacas lecheras de Ubaté, según una propuesta científica. Sin embargo, no se trata de que la ración en su totalidad sea de residuo de papel. De hecho, es una opción que solo implicará el 15 % del alimento, pues el 85 % restante seguirá siendo la comida convencional.
El proyecto empezará con una docena de ovinos de la misma región (Ubaté), dado que, como pequeños rumiantes, aunque en una escala inferior, poseen el mismo metabolismo del ganado. Esa es la apuesta del zootecnista de la Universidad Nacional, George Jaime Tenjo, para atacar dos problemas en la región; el primero, evitar que estos residuos se conviertan en contaminantes, y segundo, que una parte del papel se convierta en ración para los vacunos, ideal en “épocas de vacas flacas” por falta de alimento para el ganado de pequeños y medianos productores.
La falta de lluvias durante ciertas frecuencias de tiempo incide en la ausencia de forraje o pastos para alimentar el ganado. Dado que los residuos de papel tienen un componente de celulosa, que también forma parte en una proporción del que tienen los pastizales, este puede reemplazarse en la nutrición del ganado.
Con este proyecto, cuya inversión se aproxima a los 64 millones de pesos, la mitad de los cuales está exclusivamente destinada a materiales y suministros, se espera que cerca de 300 productores de la región de Ubaté tengan insumos para contrarrestar los efectos de falta de alimentos, cuando la situación climática así lo determine.
Históricamente, los trabajos sobre residuos celulósicos, como el papel, se han enfocado en la producción de biocombustibles, y en tal sentido se ha desarrollado la revisión académica.
Sin embargo, la microflora intestinal que tienen en el rumen ovinos y bovinos posee la capacidad de degradar la celulosa, componente presente tanto en el pasto como en el papel. “Se conjugan una serie de bacterias que actúan sobre el sustrato, en este caso la celulosa, para llevar a cabo una fermentación y dar energía al animal”, explica el zootecnista, candidato a magíster en Producción Animal de la U.N.
Según George Jaime Tenjo, el déficit de precipitación, que produjo escasez de forraje o pasto, demostró que los pequeños productores de esta reconocida cuenca lechera no están preparados para tales contingencias.
Y si bien el uso de ensilajes (método para conservar verde la hierba o el pasto seco) o las siembras de materiales que protejan contra la sequía son alternativas, estas pueden resultar insuficientes en caso de falta de alimento para el ganado.
En términos generales, Ubaté no cuenta con una gran disponibilidad de agua a lo largo del año. Con el fenómeno El Niño, que ocurre cada tres a siete años, esa problemática se puede acentuar.
Si los pequeños y medianos productores no están preparados para un nuevo fenómeno, “pueden enfrentar problemas serios: muerte de animales, tener que venderlos porque no tienen qué darles de comer, y los que tienen un poco de material, probablemente, no van a alcanzar las producciones que normalmente deberían tener”, afirma el experto.

Enlace: DiCYT: http://www.dicyt.com/
Fuente: Ecoportal.net/Eco-Noticias

Transgénicos asesinos para tu bebé: Nutrilon, Nestlé, Sancor, La Serenisima, Bagó, Novalac

Los transgénicos de Monsanto son un peligro para tu bebé - Los alimentos OGM-GMO-GM, o transgénicos, que fueron modificados genéticamente por Monsanto y otros fabricantes de productos químicos -nunca fueron adecuadamente probados para la salud humana a largo plazo, ni para la seguridad ambiental-. Muchos de los ingredientes utilizados en los productos para lactantes, sobre todo las fórmulas a base de soja, se obtienen a partir de cultivos que han sido alterados genéticamente para producir internamente pesticidas que matan a su consumidor, o para resistir a herbicidas específicos, para que los herbicidas que normalmente matan o lesionan a la planta puedan ser rociados con frecuencia y a dosis más altas. 



Tené en cuenta:
Nutrilon, NAN Pro de Nestlé, Sancor bebe, Serenisima Crecer de La Serenisima, Vital Nutricia Bagó y Novalac, producen destrucción cerebral, destrucción del sistema inmunológico,cáncer, leucemia, alergias, tumores y dañan el crecimiento de tu bebé. Además de producir infertilidad, los bebés se transforman en futuros clientes de la industria farmacéutica por las lesiones que sufrieron en etapa de desarrollo.
Nadie debe comer alimentostransgénicos, especialmente los bebés. Pero los fabricantes de fórmulas infantiles continúan usando ingredientes transgénicos, cientos de miles de recién nacidos y lactantes son participantes involuntarios en un enorme experimento incontrolado que amenaza la salud de las próximas generaciones. Es hora de decirle a los fabricantes de fórmulas infantiles que detengan la experimentación a costa de la salud de los bebés que consumen productos con transgénicos. 
En los países desarrollados, los transgénicos de Monsanto están prohibidos en la fórmulas infantiles orgánicas, sin embargo, son ampliamente utilizados en Argentina y toda Sudamérica. Tiene que quedar claro: Los bebés no son el equivalente humano de las ratas de laboratorio. 
Teniendo en cuenta los estudios científicos que señalan daños graves por el consumo de OGM, todas las fórmulas deberían estar libres de organismos modificados genéticamente. 
Ejemplos de productos para bebés que utilizan transgénicos de Monsanto en Argentina: Todos los de Nestlé (por ejemplo NESTUM), Leche Nido, todos los productos de Sancor, todos los productos de La Serenisima, todos los productos de Danone, Nutrilon, Nan, Neocate, Vital, todos los productos de Bagó. Los más famosos son: Nutrilon, NAN Pro de Nestlé, Sancor bebe, Serenisima Crecer de La Serenisima, Vital Nutricia Bagó y Novalac. Mientras tanto los pañales con algodón transgénico también amenazan a tu bebé, como por ejemplo Huggies, Pampers y las demás marcas.

Solución

Nutribaby, es la única empresa argentina productora de alimentos orgánicos para bebés. Con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la empresa cumple con los mismos estándares de calidad que sus competidoras de Europa y Estados Unidos.
Ecoportal.net

lunes, 11 de julio de 2016

Una empresa del grupo ACS, acusada de ser "cómplice de un desastre medioambiental" en Guatemala

En Alta Verapaz, el departamento más pobre de Guatemala, un complejo hidroeléctrico que construye la española Cobra, filial del Grupo ACS, que preside Florentino Pérez, mantiene “secuestrados” alrededor de 30 kilómetros del río Cahabón, un elemento esencial en la vida y cultura de las comunidades maya quekchí que viven en la región. Así lo vienen denunciando desde hace tiempo habitantes de la zona y organizaciones ambientales del país.
Ahora, una  investigación de Alianza por la Solidaridad evidencia los impactos ambientales y sobre los derechos humanos de Renace, un proyecto que levantará la hidroeléctrica más grande del país y que consta de cinco fases, de las cuales ya han finalizado tres. Les prometieron el desarrollo pero la mayor parte de esas comunidades indígenas sigue viviendo sin energía eléctrica ni agua potable. Alianza calcula que hay unas 29.000 personas afectadas de forma directa. Quienes denuncian, son criminalizados.
 “Llegaron sin más, se instalaron sin ningún conocimiento de las comunidades afectadas. Nosotros vivimos frente a la primera hidroeléctrica [Renace I], el río ya no está”. Ervin Cac Chun es un joven estudiante de 28 años que vive en la aldea de Changkay, en el municipio de San Pedro de Carchá, en Alta Verapaz, donde se desarrolla desde finales de los noventa el mayor proyecto hidroeléctrico del país, Renace, sobre el río Cahabón, cuya ejecución está ahora en manos de la empresa española Cobra, del grupo ACS.
“Antes yo llegaba al río con mi mamá, ella lavaba ropa, íbamos a pescar, a nadar en verano. Había mucha gente pero ahora ya no se ve nada. Nadie visita la cuenca, hay poca agua. Ya no hay vida”, cuenta Ervin por teléfono a eldiario.es.
 Alianza por la Solidaridad ha publicado recientemente el informe “Caso Renace-Cobra (ACS): La hidroeléctrica que destruye derechos en Guatemala”, una extensa investigación sobre los impactos e irregularidades de este megaproyecto, propiedad de la empresa guatemalteca Corporación Multi-Inversiones (CMI) quien, a su vez, y bajo un acuerdo de estricta confidencialidad, contrató a la española Cobra para su ejecución a partir de la segunda fase, Renace II.
“Antes de las leyes que permitieron el cambio de modelo económico en nuestro país, esta empresa ya tenía puestos los ojos en el río”, explica Julio González, de Madre Selva, una organización de defensa del medio ambiente que proporciona acompañamiento y asesoramiento técnico y legal a las comunidades afectadas por estos megaproyectos.
Detrás de CMI está la familia Gutiérrez Bosch, una de las más poderosas e influyentes del país, con intereses en múltiples sectores, particularmente en la industria avícola. Monopolizan la producción de pollo y derivados, son los propietarios de la cadena de restaurantes Campero, en expansión por todo el mundo, y de Telepizza para Centroamérica, entre otros. En el caso de Renace, poseen una concesión para explotar el río Cahabón durante 50 años.


“El negocio de la electricidad es uno de los más lucrativos porque la generación de energía no paga impuestos, no lo hacen para dar luz al país, no hay tales beneficios ni modelo de desarrollo. En los últimos 12 años lo que ha aumentado es la pobreza”, denuncia González.
En San Pedro de Carchá, donde se ubica Renace, el índice de pobreza es de un 88% y el de pobreza extrema, del 53,6%. En Guatemala, el crecimiento del PIB (un 4% en 2015 respecto al año anterior) viene acompañado de un aumento de la desigualdad: el 10% más rico acumula casi la mitad del total de ingresos, según un  informe del Procurador de Derechos Humanos.
“Ellos dicen que traen el desarrollo, pero el desarrollo es solo para dos o tres personas porque donde nosotros estamos no hay energía eléctrica. De las 50 comunidades afectadas por Renace solo dos tenemos agua potable, y la ha gestionado nuestra comunidad, no tenemos instalaciones educativas, no vemos el desarrollo, por eso defendemos nuestro territorio”, subraya Ervin. Según datos del Banco Mundial, el 21,5% de la población guatemalteca no tiene acceso a la luz eléctrica, unos dos millones de personas, en particular, en las áreas rurales.

Impacto ambiental sin consulta previa

El Convenio 169 de la OIT, ratificado por Guatemala, obliga a la consulta previa e informada de las comunidades. Sin embargo, el procedimiento para realizar estas consultas no ha sido reglamentado en el país. Esto da pie a procesos muy cuestionables que, como en el caso de Renace, no pueden ser considerados acordes a la norma internacional. Para obtener las licencias, las empresas están obligadas a presentar estudios de impacto ambiental, que incluyen consultas a la población y que raras veces suelen ser rechazados.
 
Según la investigación de Alianza por la Solidaridad, no hay constancia de estudios de impacto ambiental para la primera fase del proyecto, Renace I. Para Renace II y III se contrató a una consultora que elaboró una encuesta. Solo se preguntó a 57 personas, mayoritariamente hombres. “Tratan de orientar e influir en la gente con preguntas sesgadas como: ¿usted quisiera tener televisión en su casa, un equipo de sonido? Entonces, ¿le interesa que haya luz eléctrica? ¿Usted no se opondría a un proyecto hidroeléctrico? ¿Y estaría dispuesto a trabajar para ese proyecto? Cinco preguntas a las que la gente, en un mar de necesidades, responde que sí. Eso no es una consulta”, precisa Julio González. “Es como si estas comunidades no existieran, no son tomadas en cuenta, se vulnera su derecho a la información”.
Una de las características de Renace es que las sucesivas licencias para las cinco fases del proyecto se han ido concediendo en virtud de estudios de impacto ambiental concretos de cada una de ellas, en los que no se tiene en cuenta el conjunto de la obra. Estos estudios no están disponibles ni pueden consultarse en la web de la empresa, donde apenas hay información.
“Presentan estudios por partes en los que no se ve la integralidad y acumulación del daño, no se menciona que el río está secuestrado durante 30 kilómetros, los efectos que eso va a tener sobre el medio ambiente y la biodiversidad. La zona está prácticamente condenada a la extinción”, vaticina el responsable de Madre Selva. Por este motivo, entre las peticiones de las organizaciones está la realización de un estudio de impacto ambiental global del proyecto, más acorde a la realidad.


Los efectos ya son notorios. Las comunidades aseguran que hay zonas en las que el río prácticamente desaparece. “La falta de agua es un problema. La disminución del caudal del río va a traer problemas de salud, el agua queda encharcada y es fuente potencial para vectores de malaria, dengue o zika, virus que están ahora en auge en Centroamérica. El cambio climático ha aumentado el calor y ahora los mosquitos están llegando a regiones más altas”, apunta González.
La escasez de agua afecta a las comunidades que se ven obligadas a ingeniárselas. “El agua ya no tiene corriente, da pena tomarla, es como un charco. Solo en tiempo de lluvia tiene un poco pero en época de verano, cuando más se necesita, no hay. En las comunidades donde no hay agua potable unos han hecho tanques, han comprado aljibes para recolectar, y cuando se termina tienen que viajar, van a otros ríos o a otros municipios”, explica Ervin.

¿Beneficios a las comunidades?

En su web, CMI hace gala de su “modelo de sostenibilidad” basado, entre otros, en el “relacionamiento comunitario” y el “desarrollo sostenible”. Algunos de sus programas sociales se articulan a través de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez, el brazo social de CMI, como “Mejores Familias” o “Mi salud, mi responsabilidad”. Básicamente, consisten en acciones puntuales y limitadas, como planes de trabajo temporal o cursos de formación, entrega de mochilas, reparto de útiles para la agricultura, becas, patrocinio de eventos deportivos o hinchables en fiestas infantiles, según recoge el informe de Alianza y puede verse profusamente anunciado en su  página de Facebook, donde reciben un buen número de críticas en los comentarios.
Bajo los lemas “Con orgullo, somos parte de tu comunidad” o “Renace, energía con sentido social”, se adjudican como mejoras la construcción de carreteras que, sin embargo, son imprescindibles para el desarrollo de sus proyectos. El volumen, inversiones e impacto real de estas acciones es difícil de valorar pues tampoco hay informes de responsabilidad social corporativa (RSC) ni en la web de CMI ni en la de su fundación.
Alianza por la Solidaridad advierte de  la facilidad de "comprar" voluntades en un contexto de necesidad y temor. La realidad, sostienen desde la organización, es que la presencia de Renace ha aumentado la conflictividad social dentro de las comunidades y entre ellas. “Ellos son muy selectivos cuando eligen a quién dan privilegios, lo hacen con la intención de tener aliados y frenar el descontento. No es una buena práctica de RSC confrontar familias e inclusive municipios”, sostiene González.
Muchos vendieron sus tierras a cambio de la promesa de un trabajo, pero éste ha llegado de forma precaria. Según el informe de Alianza, el empleo se da solo en la fase de construcción y son contratos por turnos de 15 días para cada persona que acaban generando sistemas de microcorrupción en la asignación de los mismos.
"Una vez que concluye la construcción, la empresa se va y se acaba el trabajo, es entonces cuando la gente se da cuenta de que se ha quedado sin empleo, sin tierras, porque las ha vendido y sin río. La conflictividad está creciendo especialmente allí donde las obras de Renace ya han finalizado", matiza Rosa Martín Tristán, de Alianza por la Solidaridad, quien visitó la zona en abril.

 “Que se conozca esto y haya presión”

La constructora Cobra también hace alarde en su  web de buscar “un crecimiento sostenible”, “prevenir la contaminación” y “fomentar en empleados, proveedores y subcontratistas actuaciones respetuosas con el medio ambiente”. En el caso de Renace, sobre el que apenas hay información, Cobra elude cualquier responsabilidad al considerarse únicamente como empresa contratada. Así se manifiesta en el informe de Alianza: “Somos la mano de obra de los promotores, sin ninguna responsabilidad social. Si hay algún factor de riesgo en una zona, paramos la obra, nos retiramos y que quien lo tenga que afrontar que lo haga”.
Eldiario.es se ha puesto en contacto con ACS pero la empresa no ha realizado ninguna declaración. Su posición en este tema, apuntan, es la de la promotora, CMI.
Fuentes de CMI confirman a eldiario.es que han revisado el informe de Alianza por la Solidaridad. "Tenemos contacto con 33 comunidades, tenemos programas de desarrollo y cuidado ambiental, estudios de impacto ambiental... Entramos en contacto con las comunidades por donde va pasando nuestra operación, hemos tenido conversaciones y diálogos, llegamos a acuerdos. A esto le llamamos nuestra relación de 'buen vecino'", sostienen.
Estas fuentes recalcan que la conflictividad social es algo que se ha "utilizado mediáticamente" en su contra, producto de la "desinformación" y destacan que el impacto ambiental solo se produce en la fase de construcción, "después de que la hidroeléctrica entra en funcionamiento, el impacto disminuye". Dicen que, en virtud de la ley guatemalteca, ellos son generadores de energía y no les corresponde vender la electricidad a las comunidades pero que, en cambio, sí que las han ayudado a gestionar las peticiones para tener suministro.
Veinte años después de su presencia en el departamento, la mayoría sigue sin luz y viviendo en condiciones de pobreza. CMI no habla en nombre de Cobra o ACS y, ante las acusaciones de falta de transparencia, asegura que están trabajando en una web que contenga toda la información sobre este proyecto que iniciaron a mediados de los noventa.
Desde Madre Selva, no tienen tan claro que Cobra no tenga ninguna responsabilidad. “ACS está siendo cómplice solidario de un desastre ambiental, no podemos catalogarlo de otra forma, ellos saben el daño que están causando pero se escudan en que son subcontratados. Llegan, obtienen su dinero y tranquilamente se pueden ir del país y dejar allá un gran riesgo para las generaciones que vienen”, lamenta Julio González, quien hace unas semanas visitó España “con el deseo de que se conozca esto y haya presión desde fuera, porque allá en mi país los medios no lo van a divulgar”.
Precisamente con este fin, y tras el éxito obtenido con otras denuncias de acaparamiento de recursos naturales, como con Coca-Cola en El Salvador, Alianza por la Solidaridad ha lanzado una campaña de firmas. “Queremos que Cobra/ACS se comprometa a suspender su participación hasta que no se haga una evaluación exhaustiva del daño medioambiental y social del complejo hidroeléctrico, que no sea cómplice de una violación de los derechos humanos y que utilice su influencia para que el promotor respete los derechos y los recursos naturales de la población de Alta Verapaz”, especifica la responsable de la campaña TieRRRa, Almudena Moreno.

493 agresiones y 13 asesinatos en 2015

Oponerse a este tipo proyectos en el terreno se paga caro. “Estamos criminalizados”, reconoce Julio González. Hace tan solo un mes, el 8 de junio, fue asesinado en Alta Verapaz, Daniel Choc Pop. Este líder indígena de la comunidad de San Juan Tres Ríos, en el municipio de Cobán, trabajaba en la defensa del derecho al agua y la tierra y por la mejora de las condiciones de vida de las comunidades.
Dos meses antes, también fue asesinado Walter Manfredo Méndez Barrios, miembro del Frente Petenero contra las Represas, un movimiento nacionl sobre los efectos negativos de estas infraestructuras.
Según datos de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos ( UDEFEGUA), en 2015 se produjeron 493 agresiones a líderes ambientales y comunitarios en Guatemala, 13 asesinatos y 8 intentos de homicidio. La propia Cámara de Comercio española en Guatemala reconocía a Alianza por la Solidaridad que “los líderes de derechos humanos no tienen buena imagen entre las empresas y la sociedad, ni las ONG internacionales; solo se piensa de ellas que son problemáticas para los negocios y defienden a grupos de delincuentes y mafiosos”.
Julio González señala también la responsabilidad del Estado guatemalteco. “El Gobierno pasado fue cómplice abierto para imponer proyectos a la fuerza. El Estado ha estado cooptado por los intereses de los empresarios y corporaciones. Hubo muertos, se persigue a los defensores, hay 18 compañeros capturados sin ningún cargo, desde hace tres años han sido asesinados varios periodistas por llevar este tipo de mensajes. Ya estamos hartos de la impunidad”.
Desde Alta Verapaz, en Guatemala, Ervin, sin nombrarlo, habla de neocolonialismo: “Ya los tiempos cambiaron, queremos que ya dejen de extraer nuestros recursos, queremos decidir sobre nuestro propio desarrollo y que si nuestra riqueza es explotada, que lo sea para el bienestar de nuestros ciudadanos”.


Fuente: Eldiario.es

Brasileño diseña un sistema que permite baños “infinitos” con 10 litros de agua

En los días fríos, tomar un baño caliente es una dificultad enorme para muchos debido a su alto costo. Pero el Ingeniero Pedro Ricardo Paulino encontró la solución, Showerair, un ingenioso sistema que recicla el agua de la ducha y la devuelve a la ducha, en un bucle “infinito”.
  simple vista puede parecer un disparate, pero hay que comprender primero el mecanismo de esta invención  para desear tener una de estas duchas.
Funciona de esta manera, cuando nos bañamos el agua de la ducha cae y se desliza por el desagüe, de ahí pasa por dos filtros. Luego, el agua es presurizada por una bomba y filtrada dos veces más. Y por último, el agua pasa a través de otro depósito que para desinfectarla y esterilizarla a través de luz ultravioleta y ozono.
Showerair además tiene un dispositivo para que el agua vaya al tanque del inodoro, después de darte un baño. Así se podría reciclar el agua en el inodoro tan pronto hayas terminado de bañarte, especialmente en el caso de que no seas tú la próxima persona que la vayas a usar, porque no se recomienda que más de una persona use la misma agua.
En la actualidad, la ducha está a la venta en Brasil y Paulino espera muy pronto empezar a distribuirla a nivel mundial.